Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.

, ,

Tierras devastadas: La relación entre las comunidades Mapuche y el medio ambiente en Chile

Share

FOTO: ESTEBAN IGNACIO.





Por Sabrina Yeung

        Todos los días, ellos viven con miedo de que uno de sus miembros terminará muerto o que serán expulsados de su tierra.

        Bienvenido a la vida de los Mapuches.

        Hay un gran problema de racismo en Chile contra los Mapuches. Pero, al mismo tiempo, hay una crisis ambiental en Chile, específicamente con la deforestación. Las plantaciones de bosque son muy comunes en Chile y parecen que los beneficiará la economía, pero su construcción está quitando bosques naturales al mismo tiempo. 

        Esos tópicos parecen que están totalmente no relacionados–el medio ambiente y un grupo étnico en Chile. Pero, si pensamos sobre eso, para plantear una plantación de bosque, probablemente ocupará mucha tierra. Sin embargo, para los Mapuches, su tierra es muy importante porque su tierra es un elemento sagrado/espiritual, como Amnesty Internacional reporta. ¿Cuál es la relación entre los Mapuches y la deforestación/el crecimiento del número de las plantaciones de bosque? 

        Los Mapuches son personas indígenas que viven en Chile y son el grupo étnico más grande de Chile; ellos constituyen 84 por ciento de la población. Pero, como un Mapuche en Chile, no es raro experimentar racismo y violencia porque la sociedad y cultura en Chile dependen mucho de las clases sociales, y los Mapuches (y otros grupos de personas indígenas) están clasificados en la clase social más baja. De acuerdo a Amnesty Internacional, la mayoría de los Mapuches trabajan como agricultores de subsistencia en la región de Araucanía. Camilo Catrillanca, un Mapuche que trabajaba como agricultor, fue asesinado por un oficial de policía militar. Ese evento desató una rabia en los Mapuches pero también miedo. Recientemente–el 1 de agosto de 2020–un grupo de ciudadanos con el apoyo de la policía atacaba a un grupo de Mapuches que estaba en huelga de hambre enfrente de la Municipalidad de Victoria–los Mapuches querían cumplir su pena de prisión en su tierra, no en la cárcel, Amnesty Internacional reporta. Como un Mapuche, ellos deben tener sus derechos espirituales, lo que les obliga a estar muy cerca físicamente de su tierra. Esta es la convención mejor conocida como la convención 169 de Organización Internacional del Trabajo (ILO) que se había ratificado en 2008, que protege los derechos de las personas indígenas y les dan el derecho a consulta antes de que se tome una decisión que les concierna. 

        En otra nota, las plantaciones de bosque se han vuelto más populares por sus beneficios económicos. El objetivo principal de estas es para la producción de madera, y porque esas plantaciones son artificiales, ellas pueden crecer mucho más rápido que los bosques naturales. La industria de la producción de madera es una industria de 6 mil millones de dólares, y la creación de las plantaciones solo ayuda a Chile a ser un líder mundial en esta industria, la escritora Barbara Fraser escribe en su artículo, “Growth in Chile's Plantations May Have Spelled Growth in Poverty”. Pero, estos “bosques” no son los mismos que los bosques naturales porque mientras un bosque natural apoya la biodiversidad, la regulación de agua, y la fertilidad del suelo, una plantación solo apoya la producción del papel y madera y las plantaciones están optimizadas para esta producción, escritor Julian Moll-rocek escribe. Mientras es posible que estas plantaciones puedan ralentizar la deforestación global y proporcionen información importante debido a lo prominentes que se han vuelto las plantaciones en Chile, también contribuyen a la deforestación porque para plantear estos “árboles” y crear estos “bosques”, la tierra necesita ser despejada y, en algunos casos, esa tierra es un bosque natural, dice un grupo de científicos que investigaron las plantaciones de Chile. En Santiago, la capital de Chile, la conversión de los bosques a las plantaciones de bosque condujo a la pérdida de 82,000 hectáreas de bosque natural/nativo, Heilmayr reporta. Es difícil decir si estas plantaciones están ayudando al medio ambiente en Chile, o si están contribuyendo a los problemas. 

        ¿La conexión entre los Mapuches y estas plantaciones de bosques? 

        Las plantaciones de bosque también necesitan mucha tierra. Como resultado, las personas que viven cerca a estas plantaciones sufren con el creciente número de plantaciones de bosque. Cuando la tierra necesita ser despejada para hacer espacio por una plantación que beneficiará la industria de la madera, esa tierra no solo es un bosque natural, sino que en muchos casos, esa tierra es la tierra espiritual/sagrada de los Mapuche, donde los Mapuches viven. Es una conexión interesante entre el medio ambiente y los grupos étnicos. Un estudio que examinó el impacto socioeconómico de la expansión/la creciente tasa de las plantaciones de bosque entre 2001 a 2011 mostró que generalmente, cuanto mayor es la expansión de las plantaciones de bosque, mayor es la tasa de pobreza. En ese mismo estudio de Fraser, también encontré que las personas que viven alrededor de las plantaciones de bosque incluye a los más pobres de Chile. Específicamente a los Mapuches, cuándo consideramos los grupos étnicos que se sabe que son más ricos o más altos en la clase social, asumimos que esos grupos vivirían en una zona de Chile que es más “exclusiva” (no muy cerca de un bosque). Por esa razón, es más común que las personas indígenas (los Mapuches en este caso) sean el grupo étnico que sufre de pobreza y discriminación que otros ciudadanos/otros grupos étnicos y están más afectados por el crecimiento en plantaciones de bosque. 

        Específicamente, alguna de la tierra que los forestales robaron desde los Mapuches se consideraba tierra sagrada y era tierra ancestral. La construcción de las plantaciones de bosque elimina los bosques nativos donde habitaban los espíritus protectores de la gente. Además, los Mapuches no tienen acceso a esa tierra después de que un forestal la compra, y por esa razón, algunas tradiciones de oración se han perdido. El aspecto espiritual y estas tradiciones de oración son muy importantes para la preservación de la cultura de los Mapuches. Los Mapuches creen que los dioses viven en el bosque nativo, pero desde que fue reemplazado por plantaciones de árboles, los dioses han huido y ya no protegen a las comunidades locales, de acuerdo a un estudio titulado “Más árboles, más pobreza? Los efectos socioéconomicos de las plantaciones de árboles en Chile, 2001-2011,” publicado en Springer. Aún después la Ley Indígena había pasado en 1993 y la convención 169 de Organización Internacional del Trabajo (ILO) había ratificado en 2008, los Chilenos todavía continúan violándolo, Cara Solomon y Susana Kuncar, profesoras de la Facultad de Derecho de Stanford, reportan. La Ley Indígena había pasado en 1993, que similarmente protege la tierra de los grupos indígenas en Chile. Las personas indígenas no pueden ser obligadas a mudarse de su tierra, y si una compañía o el gobierno quiere una parte de la tierra de las personas indígenas, es necesario que haya un acuerdo desde ambos lados. Esta ley es similar a ILO 169. 

        Pienso que este desacuerdo entre los Mapuches y los forestales es un reflejo de los problemas entre los Mapuches y el gobierno. Desde el incidente que ocurrió en agosto de 2020 a la batalla por la tierra, ¿dónde está el gobierno? ¿La policía? Hay leyes que protegen a los Mapuches (más generalmente a las personas indígenas) pero por alguna razón, los oficiales no hacen cumplir estas leyes y simplemente sentarse y dejar que los Mapuches pierdan sus tierras y dejar que otros civiles los ataquen.

        En actos de rebelión, los Mapuches han quemado las plantaciones de bosque. Desde la perspectiva de un Mapuche, Hector Llatitul, dice en un artículo del Guardian, “si nosotros hacemos que su negocio no sea rentable, los forestales/las empresas forestales siguen adelante, y nosotros podemos recuperar nuestras tierras devastadas y reconstruir nuestro mundo”.


Recursos:

1. Amnesty International. “CHILE: MAPUCHE SPIRITUAL LEADER ENDS HUNGER STRIKE.” Amnesty International, Amnesty International, 20 Aug. 2020, www.amnesty.org/en/documents/amr22/2917/2020/en/.

2. JH. Ainembabazi, A. Angelsen, et al. “More Trees, More Poverty? The Socioeconomic Effects of Tree Plantations in Chile, 2001–2011.” Environmental Management, Springer US, 1 Jan. 1970, link.springer.com/article/10.1007/s00267-015-0594-x. 

3. Fraser, Barbara. “Growth in Chile's Plantations May Have Spelled Growth in Poverty.” CIFOR Forests News, Center for International Forestry Research (CIFOR), 7 Oct. 2015, forestsnews.cifor.org/34622/growth-in-chiles-plantations-may-have-spelled-growth-in-poverty?fnl=. 

4. Youkee, Mat. “Indigenous Chileans Defend Their Land against Loggers with Radical Tactics.” The Guardian, Guardian News and Media, 14 June 2018, www.theguardian.com/world/2018/jun/14/chile-mapuche-indigenous-arson-radical-environmental-protest

5. Petermann, Anne. “New Report: ‘Real’ vs. ‘Fake’ Forests: Why Tree Plantations Are Not Forests.” STOPGETREES.ORG, Campaign to STOP GE Trees, 21 Feb. 2019, stopgetrees.org/new-report-real-vs-fake-forests-why-tree-plantations-are-not-forests/. 

6. Solomon, Cara, and Susana Kuncar. “Indigenous Rights in Chile.” Stanford Law School, 9 Sept. 2013, law.stanford.edu/projects/indigenous-rights-in-chile/. 

7. FOLIL. “Who Are the Mapuche?” Who Are the Mapuche People?, www.mapuche.nl/english/mapuche.html. 

8. Moll-rocek, Julian. “When Forests Aren't Really Forests: the High Cost of Chile's Tree Plantations.” Mongabay Environmental News, Morgan Erickson-Davis, 18 Aug. 2014, news.mongabay.com/2014/08/when-forests-arent-really-forests-the-high-cost-of-chiles-tree-plantations/. 

9. Heilmayr, Robert, et al. “A Plantation-Dominated Forest Transition in Chile.” Applied Geography, Pergamon, 20 Aug. 2016, www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0143622816302600.  


Sobre la autora: ¡Hola! Mi nombre es Sabrina, y tengo 16 años. Tengo una hermana gemela y dos hermanos mayores (pero ellos no son gemelos). Soy bachiller en The Lawrenceville School en Lawrenceville, Nueva Jersey. Juego al tenis y también soy percusionista. Soy muy apasionada sobre nuestro medio ambiente –una de las razones por las que escribí este artículo. Estoy tratando activamente de promover formas de vida más sostenibles tanto en casa y en mi comunidad, como en el campus. Los efectos del medio ambiente afectarán en última instancia a todos, incluso si algunos de nosotros no nos damos cuenta ahora. Es muy interesante aprender sobre la conexión entre las personas y cultura Mapuche, y la destrucción de los bosques en Chile. 

0 comments:

Publicar un comentario